FECHA: 02 de mayo de 2018

NUMERO: BOL208/DP/2018


Salvaguardar la vida de todos los ciudadanos, proteger su patrimonio y evitar otro tipo de afectaciones, son las prioridades del gobierno municipal de Querétaro para esta temporada de lluvias que comienza formalmente el 15 de mayo y concluye el 30 de noviembre, dio a conocer el presidente municipal interino, Enrique Correa Sada, durante la presentación del Programa Estratégico de Lluvias 2018.

Recordó que el cabildo aprobó el año pasado un fondo para desastres naturales, por lo tanto, podría disponerse de hasta 30 millones de pesos en caso de ser necesario, y señaló que se cuenta con 4 mil 886 personas de las distintas áreas, que podrían apoyar con trabajo en campo ante una contingencia, y se monitorean constantemente los 15 cuerpos de agua que afectan con escurrimientos a la ciudad.
"Es importante manifestar que la Universidad Autónoma de Querétaro, ya ha entregado el plan que fue encargado por el Gobierno del Estado, para mitigar las inundaciones en Querétaro, que muchas de estas acciones ya se están ejecutando hoy en día como es el revestimiento del dren El Arenal, como lo es el revestimiento del Río Querétaro, del trabajo aguas abajo en las adjuntas, para evitar que haya remansos de agua y que eso provoque inundación. Estamos en constante monitoreo de todas las presas y bordos, al día de hoy no existe riesgo de que ninguno de estos afecte a la población".

El alcalde pidió la cooperación de los ciudadanos a fin de que no tiren basura en las calles, los jardines y mucho menos a los drenes, y si empieza a llover y no ha pasado el camión recolector, que vuelvan a meter la basura a su casa y la saquen cuando termine la lluvia.

Destacó la importancia de que la ciudad se encuentre limpia cuando comiencen las lluvias para que el cauce del agua no se vea bloqueado por acumulamiento de basura, pues es una de las causas más recurrentes de inundación.

También llamó a los ciudadanos a evitar circular durante los momentos de lluvia si no es urgente y que nunca intenten cruzar ríos, arroyos y pasos a desnivel, y sugirió hacer caso a los oficiales de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal y Protección Civil, para evitar percances.

Señaló que durante 2017 se registraron 39 fenómenos meteorológicos, lo que demuestra que hubo un incremento de casi 15 por ciento de acuerdo a la media de años anteriores.

Indicó que de acuerdo con estudios y proyecciones realizadas por la Administración Nacional de Océanos y Atmósferas de los Estados Unidos y la Universidad de Colorado, esta temporada de lluvias registrará siete huracanes y 14 tormentas, más elevado al promedio anual; aunado a la información que emite Conagua que proyecta que en mayo y junio caerán entre 60 y 90 mm y en julio entre 120 y 150 mm.

Fernando Martínez Garza, director de Protección Civil Municipal, detalló que este programa tiene como objetivo la prevención a través de acciones que disminuyan los impactos a la población; coordinar esfuerzos con instancias oficiales y población para enfrentar la temporada de lluvias 2018; y responder eficiente y oportunamente en caso de emergencia, ya que se cuenta con un total 211 zonas vulnerables.

Agregó que al día de hoy se cuenta con espacios para 37 refugios y 27 más que para puntos de reunión; con posibilidad de albergar a 4 mil 754 personas. Estos refugios tienen la siguiente distribución.

Se cuenta además con un inventario de Protección Civil y DIF Municipal para atender contingencias y además se cuenta con 26 unidades vehiculares para atender contingencias.

Explicó que se utilizan en el sistema de monitoreo, el radar de la Comisión Estatal de Aguas, y para la temporada de lluvias se contará con una red de 30 estaciones hidrometeorológicas, las cuales mostrarán en dónde está lloviendo y con qué intensidad, cuánto se ha acumulado, mismas que darán cobertura al 100 por ciento de la zona, siendo el primero municipio en contar con esa cobertura de monitoreo meteorológico en la zona urbana.

En las líneas de acción señaló que si la emergencia rebasará se pediría el apoyo de la Coordinación Estatal de Protección Civil y de la Secretaría de la Defensa Nacional y grupos voluntarios. Se cuenta con semáforo de alertas.

Las acciones preventivas consisten en Difusión del Programa Estratégico de Temporada de Lluvias 2018; campañas de difusión en redes y medios de comunicación, limpieza de la infraestructura pluvial que va a un 80 por ciento; programas operativos; identificación de zonas vulnerables; identificación de refugios temporales; monitoreo constante de cuerpos de agua; coordinación con dependencias municipales, estatales y federales involucradas; activación del Sistema de Alertamiento Municipal acorde a las necesidades de la zona.

Las acciones reactivas consisten en la activación del Plan de Contingencias Municipal; brindar primera respuesta ante una emergencia; coordinar de manera operativa a las dependencias municipales de competencia (emergencia); coordinar labores de rescate (ante una emergencia mayor); habilitar refugios temporales ante declaratoria de emergencia; solicitar apoyos externos de competencia estatal o federal en caso de declaratoria de emergencia mayor.