Deterioro documental y prevención
Los documentos históricos son vulnerables de distintas formas de deterioro, que puede ser desde el daño que les causa la humedad, el polvo o los insectos que los devoran. Estos factores nocivos para la documentación histórica, casi siempre tiene que ver por una parte con las características de los espacios asignados para su conservación, el ambiente en que se encuentran, ya sea calor o humedad y por otra parte, el manejo erróneo que ocasionalmente pudieran recibir.

Existen medidas de prevención capaces de brindar una conservación eficiente al patrimonio documental, como puede ser, propiciar un ambiente adecuado en los repositorios cuidando que la temperatura sea la adecuada, mantener fumigado y limpio el espacio y los documentos aislados de sol, viento y polvo. De igual manera, generar y proyectar procesos de digitalización de series documentales es una de las medidas más contundentes ya que facilita la consulta y difusión, aminorando la manipulación cotidiana.

Promover programas de capacitación de personal, siempre será un ejercicio enriquecedor y protector de los acervos que resguardan la documentación que contiene la memoria histórica que conforma la identidad de las culturas y sociedades.

Importancia de la conservación y restauración 
Las partículas de polvo que ingresan a los espacios que albergan series documentales, pueden generar corrosión de los materiales, además de ácaros, esporas de hongos y bacterias que se manifiestan como diversas manchas de colores, que pueden causar daños irreversibles a las fibras que componen el papel. Además la suciedad atrae insectos indeseables como cucarachas, pececitos de plata, entre otros que suelen devastar los acervos documentales.

La manera más eficiente de procurar una buena conservación, además de las medidas preventivas de limpieza, es procurar que los documentos no sufran alteraciones irreversibles como horadaciones o mutilaciones.

En los caso en que la humedad y hongo atacan algún documento es posible la recuperación, siempre por medio de técnicas especializadas de restauración, es muy importante tener en cuenta que nunca debemos intervenir un documento, sobre todo si no contamos con el conocimiento necesario para realizar tan importante labor, sobre todo porque podríamos causarle también daños irreparables, por lo que debe ser prioritario acudir a un profesional en la materia.