El Presidente Municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, encabezó el corte de listón con el que se inauguró la oficina de ONU-HABITAT Querétaro, junto a Pablo Vaggione, Representante de ONU-Hábitat en México, y Fausto Márquez, director del IMPLAN.

Marcos Aguilar recordó que hoy el municipio de Querétaro tiene el mejor aliado para lograr implementar la nueva agenda urbana, pues quien mejor que ONU-Hábitat para brindar apoyo institucional y técnico en materia de planeación urbana.

Como referencia, el Presidente Municipal citó la conferencia de Hábitat III, donde el resultado fue un documento trascendental, una declaración destinada a revolucionar el concepto de desarrollo urbano: la nueva agenda urbana, donde se encuentran contenidos 175 puntos concretos que impulsan a transformar la forma en que se planifica, diseña y gestionan las ciudades.

“Un documento esencial para construir las ciudades del futuro, ciudades más inclusivas, más compactas, más seguras y más ecológicas, en pocas palabras las ciudades del futuro que necesitamos hoy”, aseguró.

En este contexto aseveró que en el municipio de Querétaro se han tomado muy en serio el estudio e implementación de esta nueva agenda urbana, por lo que forma parte esencial de sus políticas públicas de Planeación y desarrollo urbano, ya que el objetivo es ser punta de lanza en materia de desarrollo urbano sostenible, de tal forma que los habitantes gocen plenamente del derecho a la ciudad.

El alcalde resaltó que mediante el programa Q500 se están sentando las bases normativas de Planeación y ordenamiento territorial que van a hacer de Querétaro una ciudad compacta, inclusiva, segura y sustentable en los próximos 20 años.

Ahora, dijo, el municipio de Querétaro, cuenta con el mejor aliado para lograrlo: ONU-Hábitat “nadie mejor que ellos para guiarnos en la implementación de la nueva agenda urbana en Querétaro”.

Y recordó que con la nueva oficina de ONU-Hábitat se ratifica el convenio de cooperación internacional firmado entre ONU-Habitat y el gobierno municipal de Querétaro, para unificar esfuerzos, fortalecer las capacidades institucionales del sector público y promover un modelo de ciudad próspero y sostenible, que beneficie a toda su población.

El acuerdo de colaboración, sin precedentes en el municipio, refleja el interés del IMPLAN de sustentar su Programa Estratégico Territorial “Q500”, un plan de desarrollo integral y sostenible de la ciudad que tiene como horizonte de crecimiento el año 2031, fecha en la que se cumplirán los 500 años de la fundación de la ciudad de Querétaro.

El primer proyecto local de ONU-Hábitat en la ciudad se denomina “Territorialización de la prosperidad urbana en Querétaro” y se enmarca dentro del Programa de las Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos, que promueve a nivel mundial el desarrollo de ciudades prósperas en base a 6 componentes: productividad, infraestructura, calidad de vida, equidad, sustentabilidad ambiental y legislación y gobernanza urbana.  La estrategia del proyecto consiste en diagnosticar el estado que guarda la ciudad, generar recomendaciones de política pública y proponer planes de acción que impacten positivamente en la prosperidad urbana del municipio.

El municipio de Querétaro refrenda así su compromiso con la Nueva Agenda Urbana y los Objetivos del Desarrollo Sostenible, y deja un legado con la capacidad de trascender administraciones para el beneficio de los queretanos.

En su intervención Pablo Vaggione, Representante de ONU-Hábitat en México, celebró la visión de la ciudad por permitir que en Querétaro se empieza el camino para lograr que los principios y los objetivos que se diseñaron durante la conferencia de Hábitat III se hagan realidad.

“Hoy las ciudades son una herramienta para mejorar las condiciones socioeconómicas de los ciudadanos, es decir una visión activa y proactiva de la ciudad; la ciudad es probablemente la mejor inversión del ser humano”, aseguró al explicar que una buena ciudad genera una buena calidad de vida para los ciudadanos y un México mejor.