NÚMERO: BOL441/DP/2017

El presidente municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, entregó dos papeleras monumentales, una en la cabecera de la delegación Santa Rosa Jáuregui y otra en la colonia Ejido Modelo.

En su mensaje el alcalde aprovechó para invitar a los presentes a compartir la información y así crear la cultura de la separación de residuos sólidos, y aseguró que el municipio necesita la participación y apoyo de todos los ciudadanos para promover el correcto funcionamiento de estos puntos limpios.

Marcos Aguilar recordó que en el municipio de Querétaro se está construyendo el mejor sistema de manejo de residuos sólidos de nuestro país, y que su meta como presidente municipal es que seamos la ciudad más limpia de México, por lo que se necesita la colaboración de todos.

Con la tecnología que se está utilizando en las papeleras monumentales, con una capacidad de mil 100 litros, se depositan los residuos bajo tierra, dejando beneficios como ambientes más sanos, menos olores desagradables y una imagen urbana más limpia y ordenada, explicó.

También dijo que los 50 puntos limpios donde se colocarán estas papeleras,están estratégicamente distribuidos en las zonas del municipio donde más se necesitan, esto de acuerdo a un análisis que se ha realizado sobre la acumulación de basura.

«Nuestro sistémica de recolección de basura se está modernizando en cada una de sus fases, desde la recolección hasta la disposición final, para tener un Querétaro más seguro, limpio y ordenado. Quiero pedirles a todos los habitantes de nuestra ciudad que hagan un uso responsable de estas papeleras, que las cuiden y que las utilicen de forma correcta», aseguró.

Finalmente explicó que en el municipio se generan mil 59 toneladas de basura diariamente, y la meta es manejar esos residuos de principio a fin de forma más eficiente, ecológica y responsable, por lo que además de la instalación de las papeleras monumentales también se construye la planta de separación de residuos sólidos más moderna de México, donde se procesarán mil 200 toneladas cada 14 horas, lo que significa reaprovechar hasta el 70 por ciento de los residuos generados en la ciudad.