NÚMERO: BOL468/DP/2017​​​​​​​

El coordinador general de la Unidad de Protección Civil Municipal de Querétaro, Fernando Martínez Garza, informó el pronóstico de lluvias que se proyecta para la semana del 3 a 9 de julio, e invitó a los ciudadanos a seguir colaborado para generar una cultura de autoprotección y cuidado, donde el beneficio sea para la sociedad.

 

Sobre los pronósticos del clima para mediados de la semana, se proyectan lluvias de ligeras a moderadas, llegando hasta los 10 mililitros por hora ya que se encuentra presente la depresión tropical número 10, que se espera no modifique su condición pues de ser así el pronóstico cambiaría.

 

Recordó que la semana del 26 de junio al 2 de julio cayeron lluvias torrenciales dejando 49 milímetros en 20 minutos, por lo que causaron acumulaciones, ya que generalmente la obra de infraestructura está calculada para recibir 25 milímetros por hora de agua.

 

Por lo que invitó a los ciudadanos a colaborar y no tirar basura, pues el agua es arrastrada hacia zonas más bajas causando encharcamientos al tapar la infraestructura pluvial existente. «Que la sociedad nos apoye en ese sentido, porque los afectados somos todos».

 

Las recomendaciones recordó, son: mantener limpio el frente de las casas, sacar la basura en horarios y días de recolección, así como no sacarla si está lloviendo. Avisar a las autoridades en caso de obstrucciones en drenes, ríos, bordos y cuerpos de agua; reportar vehículos que descarguen cascajo en drenes y cuerpos de agua; guardar documentos importantes en un lugar seguro; tener a la mano los teléfonos de emergencia como el 911; conocer en dónde se encuentran los refugios temporales más cercanos; tener a la mano lámpara y radio de baterías; escuchar las recomendaciones de la autoridad y medios de comunicación responsables; y recordar que lo más importante es nuestra vida y la de los seres queridos, por lo que invitó a no exponerse ni atravesar corrientes de agua.

 

Finalmente habló sobre el almacenamiento de agua en bordos y presas, y dijo que prácticamente todos está por debajo del 30 por ciento, a excepción del bordo Benito Juárez; los que intervino la administración, dijo, están por debajo de la obra de toma por lo que no están vertiendo agua, lo que contribuye a disminuir la velocidad del agua cuando está lloviendo, alberga agua y no hay afectaciones aguas abajo.