El Presidente Municipal de Querétaro, Marcos Aguilar Vega, encabezó la presentación del arranque del proyecto de la planta separadora de residuos sólidos urbanos, que con una inversión privada de 160 millones de pesos -tan solo en el primer año- y la generación de 120 empleos directos, será la más moderna de Latinoamérica, al contar con capacidad para procesar mil 200 toneladas cada 14 horas, lo que significa aprovechar hasta 70 por ciento de los residuos sólidos urbanos generados en esta ciudad.

Durante su mensaje, Marcos Aguilar Vega explicó que en el Municipio de Querétaro, todos los días se generan mil 59 toneladas de residuos sólidos urbanos, lo que representa el 60 por ciento de todo lo generado en el estado, que corresponde a mil 789 toneladas diarias. Y explicó que la capacidad de procesamiento de esta planta, garantiza que la totalidad de los residuos sólidos en el municipio, sean tratados de manera adecuada, y se cumpla con las normas nacionales e internacionales.

“El 12 de diciembre del año pasado, se llevó a cabo la vigésima primera conferencia Internacional sobre cambio climático, en dicha conferencia 195 países, entre ellos México, firmaron el primer instrumento vinculante mundial sobre el clima, y después de casi un año el acuerdo entro en vigor el pasado viernes 4 de noviembre”.

Esta invitación, explicó, es una muestra de la importancia que tienen las ciudades en el tema ecológico, porque son la base y el cimiento desde donde se articulan las políticas medioambientales más efectivas y cercanas al ciudadano, y destacó que el municipio de Querétaro ha respondido a ese llamado, al apostar por medios de transporte más limpios y sanos, ahorrar energía mediante el cambio de luminarias con tecnología LED, plantar más árboles en toda la ciudad y al preservar nuestro más importante pulmón verde que es la Alameda Hidalgo, y ahora con la implementación de esta planta de separación de residuos sólidos urbanos.

“En esta administración estamos conscientes de que las acciones que hagamos hoy afectan el mañana, por eso estamos determinados a luchar con responsabilidad desde todos los frentes y en favor de un medio ambiente más sano, tenemos el objetivo de diseñar un futuro más ecológico para Querétaro, por el bien de las generaciones presentes y por la esperanza de las generaciones futuras”, expresó Marcos Aguilar.

El secretario de Servicios Públicos Municipales, Alejandro González Valle, explicó que este manejo integral de los residuos sólidos urbanos, implica tanto al barrido manual y mecánico, realizado por el Municipio de Querétaro; lo recolectado de las 12 mil papeleras que hay el municipio de Querétaro y que atiende Plastic Onium desde hace más de 14 años; la recolección de residuos sólidos urbanos domiciliarios que se atiende por parte de Red Ambiental; el relleno sanitario concesionado a Proactiva desde hace 21 años y ahora la planta de separación de basura, servicio concesionado a Broquers Ambiental S.A. de C.V.

“Hoy damos inicio a la planta de separación de basura, que ayudará a cerrar este ciclo. Con esto cumpliremos lo que establece la Ley de Prevención de Residuos del Estado de Querétaro en su artículo 90, donde nos indica que el relleno sanitario es la última opción una vez agotada la posibilidad de tratar los residuos”, explicó González Valle.

Diego García Coudurier, Presidente del Consejo del Grupo TRS felicitó públicamente al municipio de Querétaro que ha decidido dar un paso hacia la vanguardia, hacia el tratamiento de los residuos sólidos urbanos, hacia el cumplimiento del cambio climático, y dijo que Querétaro va a ser un municipio ejemplar que va a poner a la vanguardia a los queretanos en el tema del aprovechamiento y valorización de los residuos sólidos urbanos.

“En el proceso de licitación entraron más de 12 empresas, nos congratulamos de poder ser nosotros los que vamos a poder hacer las inversiones que van a beneficiar al servicio público de los queretanos”, dijo al señalar que la inversión final será cercana a los 300 millones de pesos, de los cuales, 160 millones de pesos se invertirán en el primer año y anticipó que la planta arrancará operaciones en julio de 2017, con base en un modelo español.

Como parte de sus características, dijo que tendrá 300 toneladas de acero, 1,400 rodillos, 6 kilómetros de cables,  1 kilómetro de bandas, y será la más automatizada en México y Latinoamérica.

Francesc Rosell director adjunto de Masias Recycling, explicó las características de esta planta que será construida en el Municipio de Querétaro, “esto no sería posible sin la confianza que nos ha depositado el concesionario del Municipio, Broquers Ambiental, al contratarnos este proyecto”, y dijo que se realizará en apego a las normas ambientales y de salud.

El pasado 11 de febrero se aprobó concesionar el servicio de tratamiento de los residuos sólidos urbanos; el 7 de marzo se publicó la convocatoria del procedimiento de licitación en la que participaron 12 empresas nacionales e internacionales, el 14 de abril se emitió el fallo a favor de la empresa ganadora  Broquers Ambiental S.A. de C.V. y en julio de 2017 será el arranque de esta planta.